NEW IN | SANDALS COLLECTION

La relación entre una madre y una hija es especial. El amor de una madre por su hija no se puede describir con palabras. Hay cosas que no hace falta decir, pero se pueden sentir. Comparten un vínculo muy fuerte que lo hace diferente a cualquier otro tipo de relación. 

Virginia Nieto y Mónica Anoz, madre e hija, tienen ese vínculo tan especial. Juntas exploran el mundo del arte y la creatividad. Tanto en el proceso de diseño de interiores como cuando tienen que crear un look. A veces no necesitan ni hablar para saber lo que piensa la otra. Sus ideas se retroalimentan.

Arquitecta de profesión, Virginia trabaja en su propio estudio de diseño de interiores que brinda servicio a hogares, tiendas y oficinas. Siguiendo la vertiente artística familiar, Mónica, por su parte, es estilista licenciada por el Instituto Marangoni de Londres y dueña de uno de los perfiles de Instagram que emana moda en cada una de sus publicaciones.

Ambas cuentan con un estilo peculiar en el que los detalles son los protagonistas y no hay miedo a atrevidas combinaciones. El diseño patrio encuentra en sus respectivas creaciones el mejor escaparate y así es como nos lo transmiten.

El buen gusto es algo que se hereda y evoluciona. Ambas tienen una gran influencia sobre la otra a la hora de vestir y el resultado es un look único. Podemos ver cómo combinan las sneakers, sacando todo el partido al contraste de colores. Utilizan tanto prendas básicas como algunas más especiales para crear looks muy auténticos. 

Cuando una chica está en la adolescencia, acostumbra a admirar a su madre. Para Mónica, su madre es su modelo y desea ser como ella. La imagen perfecta de una mujer la obtiene de Virginia. Luego, cuando las hijas crecen, tienen el mismo efecto que sus madres tuvieron en ellas, creando el ciclo perfecto entre madre e hija.

Atacama

Madrid

Congo

Shanghai Tower

MÁS IDEAS PARA REGALAR

Lombardia

Palawan

Mars

Saint Denis

La relación entre una madre y una hija es especial. El amor de una madre por su hija no se puede describir con palabras. Hay cosas que no hace falta decir, pero se pueden sentir. Comparten un vínculo muy fuerte que lo hace diferente a cualquier otro tipo de relación. 

Virginia Nieto y Mónica Anoz, madre e hija, tienen ese vínculo tan especial. Juntas exploran el mundo del arte y la creatividad. Tanto en el proceso de diseño de interiores como cuando tienen que crear un look. A veces no necesitan ni hablar para saber lo que piensa la otra. Sus ideas se retroalimentan.

Arquitecta de profesión, Virginia trabaja en su propio estudio de diseño de interiores que brinda servicio a hogares, tiendas y oficinas. Siguiendo la vertiente artística familiar, Mónica, por su parte, es estilista licenciada por el Instituto Marangoni de Londres y dueña de uno de los perfiles de Instagram que emana moda en cada una de sus publicaciones.

Ambas cuentan con un estilo peculiar en el que los detalles son los protagonistas y no hay miedo a atrevidas combinaciones. El diseño patrio encuentra en sus respectivas creaciones el mejor escaparate y así es como nos lo transmiten.

El buen gusto es algo que se hereda y evoluciona. Ambas tienen una gran influencia sobre la otra a la hora de vestir y el resultado es un look único. Podemos ver cómo combinan las sneakers, sacando todo el partido al contraste de colores. Utilizan tanto prendas básicas como algunas más especiales para crear looks muy auténticos. 

Cuando una chica está en la adolescencia, acostumbra a admirar a su madre. Para Mónica, su madre es su modelo y desea ser como ella. La imagen perfecta de una mujer la obtiene de Virginia. Luego, cuando las hijas crecen, tienen el mismo efecto que sus madres tuvieron en ellas, creando el ciclo perfecto entre madre e hija.

Atacama

Madrid

Congo

Shanghai Tower

MÁS IDEAS PARA REGALAR

Lombardia

Palawan

Mars

Saint Denis

Español